Traductor

lunes, 18 de enero de 2016

Reseña: Puro (La Cúpula #1)



FICHA TÉCNICA.





 Nombre: Puro.

 Autor/a: Julianna Baggott.

 Editorial: Roca.

Número de páginas: 428.

Precio: 18€









SINOPSIS.


"Pressia apenas se acuerda de las Detonaciones y menos todavía de cómo era la vida en el Antes. En el armario donde duerme, entre los escombros de una antigua barbería piensa en cómo el mundo se transformó en ceniza, polvo, cicatrices, quemaduras y cuerpos dañados, fundidos con objetos extraños. Están aquellos que se escapar on del Apocalipsis sin daño alguno, los Puros. Viven a salvo, dentro de la Cúpula que protege sus vidas, seres superiores y sanos. Pero Perdiz, cuyo padre es uno de las personas más influyentes de la Cúpula, se siente aislado y solo. Cuando por casualidad escucha unas palabras que le indican que su madre podría continuar viva, Perdiz lo arriesga todo, incluida su vida para salir a buscarla. Y ahí es cuando se topará con Pressia..."






OPINIÓN. (Puede contener spoilers)




Compré la trilogía por medio de un impulso cuando vi que sacaban nuevas portadas, la verdad es que me llamaba ya la atención pero no era capaz de decidirme. Cuando me pasa esto simplemente cojo el libro y me lo levo, aunque luego me pueda arrepentir con la compra normalmente no suelo fallar. Más o menos así conocí estos libros, porque vi sus nuevas portadas en colores llamativos y con una mariposa que no deja de ser uno de mis insectos favoritos.

Como ya he dicho, la portada es lo primero que me llamó la atención a pesar de ser de un color que no me gusta nada, de hecho si no hubiera sido por la pequeña mariposa no me hubiera fijado demasiado en estos libros. Sabía que habían cambiando las portadas aunque no entendía porqué hasta que llegué a mi casa y me di cuenta de que los dos primeros tienen la portada en forma de cubierta, o sea que se puede quitar, y el tercero es el que realmente cambió haciendo que los anteriores también lo hicieran para que no desentonara.
Cuando quité la portada rosa me di cuenta de lo precioso que era el libro por dentro, además tiene mucho que ver con su interior y en la contraportada también había un elemento que me gustó bastante porque conocí su origen en el interior de sus páginas.

Este tal vez es lo peor del libro y lo que más me ha molestado a la hora de leerlo. Hablo de la narración, de como se cuentan los hechos. Nunca había visto un libro narrado en primera persona pero de forma omnisciente, lo que me provocaba un gran desconcierto y que no me enterara de la mitad de las cosas que estaban pasando. La mayoría de veces pasaba a los diálogos directamente porque no podía leer muchos párrafos seguidos sin tirarme de los pelos.

la trama no es de las más originales que he leído en mi vida pero sí tiene algo distinto a pesar de ser una distopía y guardar ciertos parecidos con las demás novelas de este género tan explotado. Este libros trata de un mundo que ha sido completamente destrozado por una detonaciones que hicieron que los humanos que se quedaron fuera de la cúpula sufrieran mutaciones con objetos y personas cercanos a ellos en ese momento. Esto es algo que me dio mucha grima según iba leyendo el libro y según iban apareciendo más seres humanos con partes de objetos, desconfigurados, quemados, mutilados... La verdad es que no he logrado imaginarme a ninguno porque me daba hasta repelús intentarlo.
La historia se centra en este problema y en como las personas que quedaron a resguardo de la cúpula pueden ser perfectas mientras que nos enseñan lo duro y cruel que es el mundo. Además, este libro está bastante relacionado con la bomba nuclear que todos conocemos, como una gran crítica a lo que podría ocurrir si se volviera a detonar algo así.


"–¿Bonita? Es una cicatriz.
–Es una señal de haber sobrevivido."



Por ultimo hablaré un poco de los personajes ya que son los que más han logrado que no dejara la lectura a pesar de la narración. Hay dos tipos de personajes: los puros y los miserables.
Los puros son que se encuentran dentro de la cúpula y que no tienen ningún problema para sobrevivir aunque deben someterse a una serie de pruebas para salvaguardar su ADN. Entre los puros nos encontramos a Lyda, una chica que al principio no me caía ni bien ni mal porque no la veía dentro de la historia principal a pesar de que fue una pieza clave al final, y a Perdiz, el protagonista masculino que se escapa de su jaula perfecta para buscar a su madre que supuestamente murió en las Detonaciones. Este muchacho me ha gustado bastante y la verdad es que en esta novela la "damisela en apuros" ha resultado ser él la mayoría de las veces, aunque hay un hecho que nos sorprenderá a todos según vayamos avanzando la lectura.
Como miserables tenemos a Bradwell, un muchacho que me caía mal porque iba de sabelotodo y que luego resultó ser el héroe en muchas situaciones además de un amor de persona. Y la protagonista indudable que es Pressia, una chica que su mano quedó fusionada con la cabeza de una muñeca y que no es realmente guapa. De hecho en esta historia no hay nadie que nos pueda resultar atractivo y sea un miserable.
La verdad es que luego hay muchos personajes secundarios que te llenan y aprecias hasta el punto de querer que nunca hayan sufrido lo que padecieron, pero la verdad es que la historia se centra más en estos cuatro.
Como dato extra diré que la historia de amor que se desarrolla en esta novela no es para nada como me la había esperado en un principio y por eso temo que ocurrirá una gran desgracia al final de esta trilogía.



"–No te mueras. Prométemelo."



He llegado a la conclusión de que este libro es para tener paciencia y aguante con la narración que tiene, pero que a su vez la historia tiene bastante originalidad. No vamos a encontrar los típicos personajes perfectos ni la típica historia de amor que hará que todos se salven al final. Es una historia con muchos acertijos y recobecos, además de imaginación por parte de la autora. 
Si buscáis una distopía diferente esta es una que no se queda atrás.


"3´5/5"


¿Habéis leído este libro? ¿Os ha gustado?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada